Foxconn establece diagnóstico semanal para trabajadores en planta de Nueva Taipéi

25
Sede de Foxconn en Tucheng, Nueva Taipéi (Foto: CNA)

El Centro de Operaciones para el Control y Prevención de Epidemias (CECC, siglas en inglés) ha anunciado que empresas privadas tienen potestad para administrar pruebas rápidas de diagnóstico de COVID-19 a sus empleados. Desde hoy 9 y de manera semanal, el conglomerado tecnológico Foxconn realizará pruebas de descarte del virus en su planta manufacturera y sede ubicada en el distrito de Tucheng de Nueva Taipéi. En lo sucesivo, de acuerdo al desarrollo de la epidemia en otras regiones, se considerará implementar este modelo de prevención en otras fábricas.

Foxconn ha explicado que estas pruebas rápidas de diagnóstico se administrarán a trabajadores del área de manufactura, investigación y desarrollo y otros empleados que actualmente han establecido turnos laborales para ingresar a la fábrica. La empresa ha explicado que la seguridad de sus empleados en este período de pandemia es su principio fundamental y que desde mediados de mayo se han venido implementando una serie de medidas preventivas, como por ejemplo habilitar el trabajo remoto para un grupo del personal. Ahora, este sistema de pruebas semanales protegerá la salud de los trabajadores en el largo plazo.

El grupo tecnológico ha comunicado además que, hasta el momento, sus operaciones comerciales y productivas no han recibido un gran impacto producto del estado de alerta epidémica y las medidas preventivas implementadas por el Gobierno. En lo sucesivo, Foxconn seguirá muy de cerca toda la información relacionada con la epidemia emitida por las autoridades competentes y realizará los ajustes necesarios.

Por el momento, este sistema de diagnóstico períodico se aplicará principalmente en la planta manufacturera de Huyue, en Tucheng. Expandir este programa a otras plantas no ubicadas en Taipéi ni Nueva Taipéi dependerá de la evolución de la epidemia.

Fuente:RTI
Editor:RTI en español
Fuente: RTI